Sin categoría

El cuento de la princesa Kaguya

¡Por fin llega a España esta preciosa historia de la mano de Vertigo Films!.

Casi tres años después, esta maravillosa obra de arte llega a los cines españoles. Studio Ghibli casi se despedía de sus producciones con esta película, dirigida por Isao Takahata, uno de los creadores de Studio Ghibli junto al reconocido Hayao Miyazaki.

Las obras de Takahata son conocidas por su cargado sentimentalismo, su realidad aplastante en sus personajes y trama y por el toque único que consigue dotar a sus películas.

Obras como: La tumba de las luciérnagasRecuerdos del ayerPompoko… Son algunas de sus obras más reconocidas. Obras altamente recomendables si no las conoces. Todas ellas están caracterizadas por ser películas muy largas, para un público selecto. Son filmes que te inculcan conocimientos, opiniones, enseñanzas que podrás poner en práctica a lo largo de tu vida.
Por ejemplo, en Recuerdos del ayer,  retrata la infancia, de forma tan natural y a la vez tan exquisita. Recuerdos mismos que cualquiera de nosotros ha podido tener y que no podríamos haber sido capaz de ilustrarlos de un modo tan exquisito.

El cuento de la princesa Kaguya es una obra que refleja la tradicional historia japonesa de El cortador de Bambú.

La película trata sobre dos campesinos ya ancianos que se encuentran dentro de una planta de bambú una pequeña y diminuta hija a la que decidan adoptar como propia. La pequeña niña crece y crece y se convierte en una mujer preciosa que llama la atención incluso del emperador, que la pide como esposa y la lleva a su palacio. Fuera del campo y de la gente que conoce.

Allí tendrá que aprender las formas y cultura que toda futura emperatriz debe conocer. Un aprendizaje costoso y duro al que tendrá que enfrentarse.  El amor, la sociedad, la tradición… Todo se convertirá en un muro que la pobre protagonista tendrá que saber cómo derribar o vivir con ello.

La película, que dura más o menos dos horas, se hace larga, no os voy a engañar, pero el trazo del dibujo es hipnótico. Yo soy una defensora de las películas clásicas de Ghibli, y esperé esta película como agua de mayo desde que la estrenaron en 2013. Las últimas películas de Ghibli todas me parecen excesivamente largas y excesivamente cargadas de temática Ghibli.

Ghibli era un estudio que creaba una serie de tramas únicas, cargadas de sensibilidad, que no se hacían pesadas. Eran películas que te envolvían y que aún viéndolas ahora siguen fascinando tanto a público nuevo como a todos nosotros que hemos crecido con ellas.  La princesa Kaguya vuelve a sorprendernos por la genialidad del Estudio debido a su animación tan perfectamente trabajada y única y por cómo nos enseña como era la sociedad de la época mediante el crecimiento de la niña en el palacio. Un modo de contar la tradición que me recordó a la película de El último emperador.

Pero si que es cierto, que se hace una película muy larga, que cansa al espectador de estar sentado en la misma postura tanto tiempo. Casi podía notar hasta como mi cerebro iba desconectándose, y es una pena, porque la historia es muy buena y mantiene ese ambiente que solo un cuento tradicional es capaz de crear.

Así, como apunte final y opinión propia, el personaje secundario que acompaña a la protagonista me pareció un muy enternecedor. Casi como un gato de la fortuna. El dibujo de ella, tan sencillo, tan redondo, como una figurita de juguete japonesa me encantó. Me pareció muy mona y que ayudaba a la película a hacerla más amena.

Irene López

Social por naturaleza. ¡Me hago amiga hasta de las piedras! Con ganas de divertirme y escribir sobre lo que me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clickthepixel.net

¡Estamos aquí!
¡We are not here yet! ¡Wait for us!