Sin categoría

One Punch Man

One Punch Man, o en japonés ワンパンマン (Wanpanman), es uno de los animes que más fuerza entró en el 2015. Originalmente fue un webcomic que se inició en 2009 por la mano del artista One. Debido a su gran popularidad el ilustrador de Eyeshield 21, Yusuke Murata, contactó con One para convertirlo en un manga serializado. Fue publicada en el 2012 en la Young Jump y más tarde se realizó el anime. La serie sigue en desarrollo y por el momento cuenta con dos OVAS: Road to Hero y Specials.

La historia comienza en ciudad Z en Japón. Si ya de por si la vida te trae problemas, imaginaos vivir en una ciudad donde los martes hay un ataque de un monstruo gigante o el sábado no puedes salir de casa porque un ejército de mosquitos ataca la ciudad. Es bastante duro. En pocas palabras, es una ciudad repleta de monstruos y villanos que aparecen de la nada y causan desastres de gran magnitud. Aun así, la ciudad se encuentra protegida por la asociación de súper héroes. Éstos están divididos en diferentes niveles o clases según sus talentos/súper poderes. Los de clase C ocupan el lugar más bajo de la pirámide, seguidamente están la clase B, A, y finalmente la S (donde sólo está la crème de la crème). Sin embargo, hay un héroe que sobresale por encima de todos: Saitama.

Saitama, el protagonista, es un superhéroe poco corriente. Es un hombre de 25 años calvo que lleva como uniforme de súper héroe un traje de cuerpo completo amarillo (sujeto con un cinturón) con una larga capa blanca y un par de botas y guantes rojos. Así de buenas a primeras no parece tanto, pero detrás de este aspecto tan simple se esconde el hombre más poderoso de la Tierra. Con sólo uno de sus golpes puede acabar con cualquier enemigo, por muy poderoso que sea. Debido a esto Saitama encuentra aburrida su fuerza ya que nadie dura más de un golpe, pero sigue buscando rivales más poderosos que puedan igualarle en fuerza.

Algo interesante en este personaje es que no se hizo súper héroe para proteger la ciudad, sino por afición. Dentro de la asociación hay varios héroes que tienen fans, pero a él le abuchean o le toman por una persona sospechosa. Es bastante normal que piensen eso de un hombre que destroza casi toda la ciudad. A pesar de todo esto él sigue insistiendo que le da igual las opiniones de los demás. Su única preocupación por el momento es conseguir llegar a los supermercados donde se realizan grandes rebajas.

La vida de Saitama cambia cuando conoce a Genos, un ciborg que busca ser más fuerte para poder vengarse del ciborg que aniquiló a toda la gente de su ciudad. Tras ver la gran fuerza de Saitama le pide convertirse en su discípulo. Aunque él se negará rotundamente a esa idea finalmente accede cuando Genos le dice que pagará su renta y todos sus gastos.

Muchas personas estaban deseando que llegara el anime de One Punch Man. Yo había escuchado rumores de éste gran manga pero no esperaba mucho de él. El primer capítulo del anime no me llamó mucho la atención, pero no quise hacerle el feo y le di una segunda oportunidad. Bueno, me dejó con la boca abierta. No pensé que fuese tan bueno. El personaje de Saitama me pareció algo nuevo, un héroe que sólo se preocupa por sí mismo. Incluso cuando aparece un monstruo gigante no sale a proteger la ciudad, va a ver si ese monstruo puede darle algo de emoción en la pelea. Además hay que destacar la apariencia de sus dos rostros: cuando se encuentra tan tranquilo en su casa o comprando su rostro es muy simplista, casi de cartoon, pero cuando se pone serio hay una gran infinidad de detalles que le dan el aspecto de un héroe de verdad. No es para nada raro que gracias a su popularidad se hayan hecho imágenes GIF de sus mejores momentos.

En pocas palabras, no os podéis perder este anime.

Iria García

Otaku de corazón.Fanática del anime. Amante de las bolsas sorpresa y torpe a la hora de jugar videojuegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clickthepixel.net

¡Estamos aquí!
¡We are not here yet! ¡Wait for us!