Sin categoría

SOY un GATO

Dicen que los animales terminan pareciéndose a sus dueños. Soy un gato es la primera obra de Natsume Soseki que muestra a la perfección esta teoría haciendo que el animal asuma incluso la filosofía de vida de su amo.

En esta obra el narrador y protagonista no es otro que un gato que a lo largo de la historia nos mostrará con ojo crítico como era la sociedad japonesa de su tiempo. Este audaz felino penetrará en los rincones escondidos de la sociedad para observar sus conductas, sus conversaciones y presenciar hechos con los que perfectamente podría hacer una tesis. Esta novela pone en manifiesto la inquietud en torno al conflicto entre lo tradicional (como el respeto al patrimonio ancestral) frente al progreso moderno.

Las fábulas de la Antigüedad ya utilizaban el recurso del punto de vista de un animal para manifestar las contradicciones humanas. Sin embargo, en esta obra el gato forma parte de la sociedad humana y observa las tontas costumbres de su amo y de las personas que lo rodean. Con este papel de inquisidor de los errores humanos el autor consigue presentarnos modas, costumbres y formas de pensar de occidente.

Natsume Soseki (1867-1916) nació en el seno de una familia de funcionarios públicos descendientes de un linaje de samuráis. Aunque esto puede sonar genial lo cierto es que fue dado en adopción con tan solo dos añitos. Soseki es solo un pseudónimo y significa “terco”, se podría decir que le viene como anillo al dedo. Su verdadero nombre era Natsume Kinnosuke.

Estudió  arquitectura en 1884, pero acabó estudiando Lengua Inglesa. Recibió una beca para estudiar en Londres donde vivió durante dos años. A su regreso trabajó de catedrático de filología inglesa. No estuvo mucho tiempo ya que su verdadera pasión era la de dedicarse completamente a la escritura. Soy un gato es una de sus primeras novelas y se publicó en 1905.

Morirá a los 49 años a causa de una úlcera en el estómago. Sin embargo, hoy en día se le considera uno de los grandes maestros de la literatura japonesa. ¡ES TAN FAMOSO QUE SU IMAGEN ESTÁ IMPRESA EN LOS BILLETES DE MIL YENES!

Cuando recibí este manga por parte de un familiar no cabía en mi gozo. Había oído hablar de Natsume Soseki y a pesar de que no era la novela oficial (sino el manga) no quitó mis ganas de leerlo. Muchas librerías estaban vendiendo este manga junto con otro sobre otra novela de Natsume Soseki (Kokoro). Decían que estaban teniendo mucho éxito. Aquí reside lo curioso del tema: ¿Es realmente tan bueno el libro?

Como cualquier libro/manga hay gente a la que le encanta la historia y otros que la detestan. Este manga tuvo una acogida un poco extraña ya que muchos fueron engañados por la portada. Pensando que tal vez era una historia cómica sobre la vida de un gato, y no una sátira sobre la sociedad japonesa de la época. Dentro de la historia del manga hay diálogos por un lado un poco aburridos y otros que son algo más entretenidos. Ojo, en una de las conversaciones del maestro Kushami hace una referencia sobre occidente, algunos podrían sentirse un poco ofendidos (yo me lo tomé con gracia). Este manga fue un BOOM en las redes sociales, los usuarios no paraban de poner críticas de todo tipo. Entre ellas he rescatado la siguiente, la que me ha parecido la más impactante (SPOILERS):

Hace tiempo, mi novia es propensa a la depresión, pero lucha fuertemente contra ella y no ha recaído de forma grave desde que la conozco. Por su cumple, le regalé un manga de un gato ya que le encantan. Resulta que es la adaptación de una novela que, además de ser deprimente, concluye diciendo que el suicidio es la mejor opción. Y encima se cargan al gato.

(Fuente: ADV)

No le voy a quitar razón a este usuario. Si no se está acostumbrado un poco a la literatura japonesa te puedes sorprender bastante. Mi familiar pensó al igual que él a la hora de regalarme el manga. Más tarde se lo compró y lo leyó. Su opinión no difiere en absoluto a la de este usuario. Para el lector occidental este tipo de historias solo pueden llevarle a una crítica negativa, pero desde un punto de vista más crítico Soseki está echando en cara todo lo negativo de su sociedad e intentando presentar algunos de los valores de Occidente.

En resumen, el manga en líneas generales está bien pero si no conoces el estilo del autor entonces definitivamente no lo vas a apreciar demasiado. El estilo del dibujo es bueno y le dan muchos detalles a los gatos. Si piensas regalar este libro a una persona que le encanta los gatos, NO LO HAGAS. Este libro está pensado para que pensemos sobre la sociedad, las costumbres y las personas. Y sí, yo soy de las que habrían preferido otro final.

Iria García

Otaku de corazón.Fanática del anime. Amante de las bolsas sorpresa y torpe a la hora de jugar videojuegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clickthepixel.net

¡Estamos aquí!
¡We are not here yet! ¡Wait for us!